my vector image Layer 1

ZUMBIDOS

Introducción

Los zumbidos, conocidos científicamente como acúfenos o tinnitus, afectan del 10 al 15% de la población adulta. Son la percepción de un sonido no generado en el mundo exterior, que puede tener diferentes orígenes. ¿Qué esconden? ¿Son peligrosos? ¿Tienen cura?

Cerca del 80% de los acúfenos son originados por una alteración en la audición, que genera una respuesta cerebral en forma de ruido. Sin embargo, existen causas más atípicas relacionadas a problemas cardiovasculares, metabólicos, musculares, hasta incluso, alimentarios. 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS HABITUALES DEL TINNITUS ?

Hay diferentes maneras de presentación de los zumbidos, e incluso pueden asociarse a otros síntomas de forma frecuente:

■ Sensación de pitido, tintineo, chicharra, etc, en uno o ambos oídos, incluso dentro de la cabeza.
■ Percepción de latidos similares a los del corazón
■ Ruido a fritura o tecleo dentro del oído.

En la mayoría de las personas con tinnitus, este es subjetivo, es decir que solo lo escucha esa persona. El ruido del tinnitus puede variar de tono, desde un rugido bajo hasta un chillido alto, y se puede oír en uno o en ambos oídos. En algunos casos, el sonido puede ser tan alto que puede interferir en tu capacidad de concentración o de oír un sonido externo, o incluso generar ansiedad o estrés. El tinnitus puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente.

Rara vez el tinnitus puede ocurrir en forma de pulso rítmico o de sonido silbante y, con frecuencia, a tiempo con los latidos del corazón. Se lo denomina tinnitus pulsátil en estos casos. Si tienes tinnitus pulsátil, el médico podría oírlo cuando te examine (tinnitus objetivo).

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS MÁS COMUNES DEL ZUMBIDO O TINNITUS ?

Las principales causas de acúfeno o tinnitus son aquellas que producen alteraciones en la audición, aunque también existe los que tienen su origen por un problema muscular o incluso vascular:

■ Presbiacusia. Se refiere al envejecimiento del oído que ocurre conforme pasan los años, y es una de las principales causas de pérdida auditiva y por lo tanto de tinnitus.

■ Enfermedad de Ménière. El tinnitus puede ser un indicador temprano de la enfermedad de Ménière, un trastorno que puede causar presión anormal del líquido del oído interno.

■ Disfunción de la trompa de Eustaquio. En esta afección, la trompa del oído que conecta el oído medio con la parte alta de la garganta, no funciona adecuadamente, lo que puede hacer que el oído se sienta tapado.

■ Cambios en la cadena de los huesecillos del oído. La rigidez de la cadena de los huesecillos del oído medio (otosclerosis) puede afectar la audición y producir el tinnitus. Esta afección, causada por un crecimiento anormal de los huesecillos, tiende a ser hereditaria.

■ Neurinoma del acústico y otros tumores de cabeza y cuello. El neurinoma del acústico es un tumor no canceroso (benigno) que se desarrolla en el nervio craneal que va desde el cerebro hasta el oído interno y que controla el equilibrio y la audición.

■ Espasmos musculares en el oído interno. Los músculos del oído interno pueden ponerse tensos (espasmo), lo que causa tinnitus, pérdida de audición y sensación de taponamiento en el oído. Esto sucede algunas veces sin motivo, pero también puede ocurrir por enfermedades neurológicas, incluida la esclerosis múltiple.

■ Trastornos de la articulación temporomandibular o contracturas musculares de la cabeza y el cuello. Los problemas articulares y musculares de la cabeza y el cuello pueden causar tinnitus.

■ Trastornos de los vasos sanguíneos. Las afecciones en los vasos sanguíneos (como la ateroesclerosis, la presión arterial alta o los vasos sanguíneos defectuosos o malformados) pueden causar que la sangre se mueva por las venas y las arterias con más fuerza. Estos cambios en el flujo de sangre pueden provocar la aparición de un tinnitus pulsátil.

■ Otras afecciones crónicas. Afecciones como la diabetes, los problemas de tiroides, las migrañas, la anemia y los trastornos autoinmunitarios, como la artritis reumatoide y el lupus, se han relacionado con el tinnitus.

Por lo mencionado, es importante consultar con el médico especialista para descartar disfunciones de la vía auditiva, o de algún otro tipo, y así establecer un tratamiento adecuado.

EXISTE TRATAMIENTO?

A lo largo de la historia se han descrito múltiples terapéuticas a esta problemática, pero en la actualidad existen tratamientos específicos, que combinan terapias psicológicas y terapias sonoras con grandes tasas de éxito.

Turnos

En ISON, los especialistas profesionales podrán realizar un diagnóstico y tratamiento integral, que mejor se adecúe al diagnóstico del paciente.